Laura Munné "Sota les Llambordes el desig"

Image

En la setmana de la Dona, l’ADG FAD Barcelona ha entrevistat a les seves membres més joves, com ara, la nostra alumni de Gràfica Publicitària Laura Munné.

www.hydesupertramp.com

¿Quiénes son tus referentes femeninos en tu disciplina?

Al principio eran Paula Scher, Deborah Sussman y Jessica Walsh, ya que eran de las pocas mujeres de las que se oía hablar. Luego vinieron Astrid Stavro, Marta Gawin, Liza Enebeis, entre otras… Pero sin ir tan lejos, tenemos a grandes diseñadoras que me sirven de inspiración como Laura Meseguer, Ingrid Picanyol, Ana Gómez, Núria Vila, Queralt Guinart, Marta Cerdà… Y he de decir que también me sirven de gran inspiración muchas diseñadoras de América Latina como Laura Méndez o Nubia Navarro.

¿Qué otros referentes femeninos tienes (culturales, o de otras disciplinas)?

De todas las mujeres creativas puedes sacar inspiración, pero siempre he sentido atracción por el trabajo de Louise Bourgeoise, Nan Goldin, Sophie Calle, Laia Abril, Ana Medieta, Marina Abramovic, Pilar Aymerich, Mireia Sallarès, Es Devlin, Ilse Crawford, Zaha Hadid, Joana Biarnés, Virgina Wolf, Simone de Beauvoir, Marina Garcés, Judith Butler, Sofia Coppola, Anna Oset, Ana Juan, Paula Bonet, Neri Oxman, Dimitra Milan…

¿Cuál crees que es la situación de tu disciplina en relación a la igualdad de género, o cuál es la situación de las mujeres en tu disciplina?

Teniendo en cuenta que hemos pasado de invisibles a visibles, obviamente algo hemos mejorado, sin embargo seguimos marcadas por una sociedad cisheteropatriarcal. En Reino Unido sólo una de cada cinco personas diseñadoras es mujer, y aunque son más del doble de mujeres que estudian diseño que hombres, la fuerza laboral recae indiscutiblemente sobre los hombres. Las tareas dentro de estudios de diseño y otras disciplinas se siguen repartiendo entre productivas y reproductivas, y a causa de la educación que recibimos según nuestro género y genitales; las mujeres acaban desarrollando las tareas reproductivas que son necesarias para que todo siga funcionando pero son invisibilizadas, mientras que los hombres siguen llevando a cabo las tareas productivas, que son aquellas que reciben más reconocimiento público. Es por eso que durante tantos años a las mujeres diseñadoras nos era muy complicado encontrar referentes femeninos y en consecuencia, nos hacía pensar que no era un terreno del que podíamos participar, no por falta de creatividad, sino por el simple hecho de ser mujeres. Por suerte, gracias a iniciativas como Ladies, Wine & Design o Alphabettes, se generan puntos de encuentro entre el diseño y el activismo, donde las mujeres pueden practicar la sororidad, inspirarse las unas a las otras, y generar referentes para las futuras generaciones.