Salidas laborales

El diseñador o diseñadora de interiores, como persona experta en adecuaciones formales y funcionales del espacio, tiene la responsabilidad de establecer configuraciones constructivas y de paramentos adecuados a su finalidad, teniendo en cuenta su atractivo, su idoneidad como signo y su viabilidad técnico-productiva, económica, medioambiental y sociocultural.

Además de conocer en profundidad los elementos y medios industriales que permitan la materialización de sus proyectos, ha de estar capacitado para la relación interdisciplinaria, la recogida de información y la comunicación de ideas.

Asimismo, ha de ser capaz de generar y comunicar propuestas que enriquezcan el entorno sociocultural y conecten con la sensibilidad del colectivo destinatario.